Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-04-21

Autismo, síndrome de Usher, Cáncer y otras patologías se estudian gracias al pez Cebra

El pez Cebra, un peque√Īo animal trasl√ļcido, est√° dando que hablar en el √°mbito de la ciencia nacional y mundial, ya que gracias a su investigaci√≥n, es posible conocer el origen de muchas enfermedades y poder ensayar posibles terapias. En el Centro Interdisciplinario de neurociencia de Valpara√≠so, CINV, tambi√©n se explora este animal, especialmente, para el estudio del sistema nervioso y olfatorio. Nota elaborada por la periodista Carolina Todorovic, Agencia In√©s Llamb√≠as Comunicaciones.

El pez cebra, un pequeño animal traslúcido, está dando que hablar en el ámbito de la ciencia nacional y mundial, ya que gracias a su investigación,  es posible conocer  el origen de muchas enfermedades y poder ensayar posibles terapias.

Autismo, cáncer, obesidad, Alzheimer, alcoholismo, hipertensión y Síndrome de Usher –que ocasiona sordera y pérdida de la visión-, son algunas de las patologías analizadas con esta especie, que posee el 80% de los mismos genes que el ser humano.

“Este pez entrega grandes aportes a la ciencia básica, pero el mayor beneficio es su utilización para entender las enfermedades en humanos, debido a su enorme potencial genético”, explicó el Dr. Monte Westerfield,  científico del Instituto de Neurociencia de la Universidad de Oregon, en EE.UU,  quien estuvo en Chile participando en el Curso y Congreso LAZEN (Latin American Zebrafish Network).

Estas actividades, organizadas por el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de la Universidad de Valparaíso, CINV, se desarrollaron en el Parque Cultural de Valparaíso, con la presencia de investigadores y estudiantes de Argentina, Perú, Ecuador, Brasil, Uruguay, México, Costa Rica, Estados Unidos y Chile.

Conociendo enfermedades

El Dr. Westerfield, capacitó a los asistentes sobre las bondades de este animal y cómo utilizar herramientas genéticas para el análisis de patologías. También informó de sus hallazgos sobre el Síndrome de Usher, enfermedad que afecta a 3,5 personas por cada cien, ocasionando sordera y pérdida gradual de la vista.

Al respecto, señaló que existen múltiples genes involucrados en el origen de este mal sin cura, conocido por haber afectado a  la escritora norteamericana, Helen Keller. Además,  explicó que gracias al pez cebra esperan ensayar terapias “que permitan detener el daño degenerativo en las células y también poder incluir una copia buena del gen que la persona requiere para ver y escuchar. Esto es una gran esperanza”, señaló. Así, una de las alternativas que estimó, sería probar drogas que actualmente se usan para Alzheimer o Parkinson.

También se refirió al autismo, y cómo ante la mutación genética involucrada es posible observar comportamientos similares tanto en humanos como en peces. “En ambas especies el autismo constituye un problema social. Se pierde la interacción con otros y se favorece el aislamiento”, explicó el estadounidense.

“Científicos excepcionales”

Para Kathleen Whitlock, investigadora del CINV y organizadora del Congreso, la participación del norteamericano y otros dos profesionales del área: los Dres.  Derek Stemple y Solnica-krezel, constituye  un verdadero honor para la entidad porteña. “Todos ellos son científicos excepcionales, por la alta calidad de sus investigaciones y conocimientos sobre la utilización del pez cebra como modelo de estudio”.

Respecto de LAZEN, la bióloga y Doctora en Zoología, destacó la relevancia de esta actividad en el intercambio de saberes y herramientas sobre genética y desarrollo, en beneficio de científicos de toda América Latina, a quienes se enseñaron temáticas tales como: cría de peces; imágenes; expresión génica, biología celular; bioinformática  (cómo navegar por el genoma del pez cebra utilizando herramientas disponibles en línea), y herramientas para investigar la neurobiología del comportamiento.

Las actividades desarrolladas, contaron con el financiamiento de la Iniciativa Científica Milenio-REDES (a través del CINV); el International Center for Genetic Engineering and Biotechnology  (ICGEB; Europe), y United Nations University Biotechnology Programme for Latin America and the Caribbean (UNU-BIOLAC; Venezuela).

Pez cebra en Valparaíso

Las ventajas del pez cebra, especie oriunda de la India y Tailandia,  también están siendo aprovechadas en el Centro Interdisciplinario de Neurociencia de Valparaíso, especialmente, para el estudio del sistema nervioso y olfatorio.

Según explicó la Dra. Whitlock, la gran virtud de este pequeño animal es su transparencia, fisonomía que permite colorear las células –entregando fluorescencia- y seguir sus movimientos. Los embriones también son traslúcidos, lo que ayuda a poder investigar procesos muy sutiles, que se inician durante el desarrollo embrionario. “Otra ventaja  es que en estos peces la fertilización ocurre afuera de la madre, permitiendo así una visualización de esta etapa. Además, es un modelo fácil para criar, de bajo costo, y que permite inactivar genes”, comentó.

 El CINV cuenta con un bioterio de agua dulce y microscopios especiales en donde se analizan estos embriones, los cuales además, son fotografiados durante todo el desarrollo, en un horario que va desde la diez de la noche, hasta el medio día. El marcador fluorescente que se utiliza  proviene de las medusas, lo cual no resulta ser tóxico para estos peces.

En cuanto al estudio del sistema olfatorio, algunas de las grandes interrogantes que motivan a la científica de la U. de Valparaíso, es dilucidar lo que sucede con la percepción de los olores, y la interacción entre estos estímulos y nuestra mente y memoria. Pero también, en su laboratorio se han abocado a comprender el proceso de regeneración neuronal propio del sistema olfativo, evento que resulta ser inusual en relación a otras células del sistema nervioso central. De hecho, cada cuarenta días se producen nuevas neuronas de este tipo.

 Los estudios del CINV se focalizan además, en la observación de las funciones de este sistema en mamíferos, y el rol que los olores juegan a nivel social, por ejemplo,  en la reproducción, la función identitaria y la  búsqueda de alimento. 

Fuente: INES LLAMBIAS COMUNICACIONES

Crédito fotografía: Comunicaciones Universidad Valparaíso

volver



Otros articulos de Ciencia