Organizaciones y centros cient铆ficos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-07-29

Lactancia materna ayudaria a prevenir la obesidad infantil

La docente de la UBB, Gloria C谩rcamo Vargas, subray贸 los beneficios de la Lactancia Materna exclusiva al sexto mes del reci茅n nacido, pues evitar铆a la Obesidad Infantil, un antecedente relevante, considerando que el 34 % de la poblaci贸n menor de 6 a帽os presenta sobrepeso y obesidad, seg煤n un reciente estudio publicado por el Ministerio de Salud. Por Cristi谩n Villa en Noticias UBB.

Actualizar el estado de relación entre la práctica de la Lactancia Materna y la Obesidad Infantil, considerando las últimas investigaciones bibliográficas sobre el tema, fue el principal objetivo del trabajo desarrollado por la académica del Departamento de Nutrición y Salud Pública, Gloria Cárcamos Vargas, según explicó la propia docente. “El trabajo corresponde a una revisión bibliográfica de artículos publicados desde el año 2005 en las bases de datos Medline, Cihnal y Cockrane, con el propósito de conocer el estado de relación entre la Lactancia Materna y la Obesidad Infantil”, aseveró.

“La Obesidad Infantil (OI) y el sobrepeso afectan al 34 % de la población menor de 6 años, según un estudio recién publicado por el MINSAL. Estas cifras aumentan en niños con un peso al nacer por encima de los 3.500 g, en comparación a los que expresan un peso al nacer por debajo de 2.500 g, ajustadas por edad y sexo. Además, los varones entre 2 y 5 años que recibieron lactancia materna durante más de 3 meses expresan tasas de prevalencia de obesidad inferiores a los niños del mismo grupo de edad que no habían recibido Lactancia Materna (LM) o durante un período de tiempo más corto. Por lo anterior podemos  observar  que un factor protector que debemos considerar como importante para la prevención de la obesidad, es la lactancia materna”, describió la académica.

Según detalló la profesional nutricionista, Gloria Cárcamo, “los datos recogidos por Hofvander parecieran ofrecer algún soporte a la hipótesis que los niños alimentados en forma artificial reciben ingestas energéticas mayores que los niños alimentados con leche materna. Kramer encontró que los niños alimentados al pecho tenían una cierta protección a la obesidad más tarde en la adolescencia. Es probable que, a esa edad, los lactantes alimentados en forma artificial consumieran más energía que los alimentados al pecho”, describe.

La docente aseveró que si bien aún no está perfectamente definido el mecanismo por el cual la Lactancia Materna previene la obesidad, los estudios sugieren que favorece el desarrollo temprano de los mecanismos de autorregulación de la ingesta, debido a la composición variable de la leche de la mujer; a su riqueza en colesterol que constituye un modelado para el metabolismo lipídico futuro del organismo en desarrollo; a que desplaza la introducción de otros alimentos más energéticos y a la técnica de lactancia ‘a libre demanda’ que favorece que el niño aprenda a percibir y responder a las señales internas de hambre y saciedad.

“Por otra parte, el efecto protector de la leche materna podría atribuirse al menor contenido proteico de la leche humana en relación con las fórmulas, lo que ocasiona menor ingestión de proteínas y menor influencia en el incremento ponderal; también se ha constatado mayor concentración de insulina plasmática en niños que fueron alimentados con fórmulas, lo cual podría estimular el depósito de lípidos y el temprano desarrollo de adipositos”, comentó la académica.

Del mismo modo, la académica Gloria Cárcamo recordó que el ganador del Premio DuPont de la Ciencia 2013, Dr. Andreu Palou, señala que la leptina entregada en la leche materna juega un importante papel frente a la prevención de la obesidad. “Sus estudios muestran que la leptina presente en la leche materna o administrada por vía oral durante la lactancia, es absorbida por el epitelio gástrico inmaduro de ratas, pudiendo actuar como señal de saciedad en el neonato y, además, la administración de leptina por vía oral durante la lactancia (dosis fisiológicas), protege frente al exceso de ganancia de peso y adiposidad asociados a una alimentación con una dieta rica en grasa en la edad adulta. Por otra parte, en humanos, observó que la ganancia de peso de los niños, medida hasta los 2 años de edad, es menor si habían sido amamantados por madres cuya leche contenía una mayor concentración de leptina. Así, pudo identificar, por primera vez, una función muy relevante de la leptina: la que ejerce en una etapa crítica del desarrollo, la lactancia, confiriendo al organismo mecanismos de protección a largo plazo, en la vida adulta, que previenen el desarrollo de sobrepeso u obesidad”, aseveró.

Finalmente, la académica precisó que el fomento de Lactancia Materna puede tener vital trascendencia para corregir la actual epidemia de obesidad, con más de 900 millones de humanos con sobrepeso y obesidad en todo el mundo, cuyo origen puede encontrarse, al menos en parte, en la alimentación durante el primer año de vida.

Por ello, enfatizó a las madres la necesidad de brindar Lactancia Materna Exclusiva los primeros 180 días de vida y continuarla luego junto a la alimentación no láctea, idealmente, durante  los dos primeros años de vida. “A los profesionales de la Salud les corresponde educar amigablemente a las futuras madres, involucrar a los padres y a la familia para fomentar el apego y construir una red de protección de la lactancia materna”, recomendó.

Original en Noticias UBB.

volver



Otros articulos de Ciencia